Efemérides: 12 de enero de 1969


Hace 50 años se editaba el primer LP de Led Zeppelin.


Led Zeppelin es el primer álbum de estudio de la banda inglesa de hard rock Led Zeppelin, publicado el 12 de enero de 1969. Este fue un álbum que introdujo muchos conceptos nuevos en la música rock, creando una interpretación completamente nueva del género. En 2003 la revista Rolling Stone lo posicionó en el lugar 29 en su lista de los 500 grandes álbumes de todos los tiempos

Un debut más que prometedor, grabado en tan sólo 30 horas en los Estudios Olympic de Londres en octubre de 1968. La banda se encuadra con este disco dentro del movimiento blues británico, al lado de otros grupos como Ten Years After o Cream. Sin embargo, también da muestras evidentes de cuál va a ser su estilo personal: rock and roll impregnado de blues, con riffs virtuosos, folk e incluso influencias de la costa oeste americana (algunos comparan la voz de Plant con la de Janis Joplin).[cita requerida] La mayoría de las canciones aparecen firmadas por Jimmy Page y el resto de miembros del grupo, salvo Plant, que seguía bajo contrato con la CBS.

El mánager del grupo, Peter Grant, preparó con este disco el futuro asalto a América. En una visita a Nueva York, firmó un contrato por cinco años con Atlantic Records que daba a Page, productor de todos los discos del grupo, absoluta libertad en el plano musical. Además, les embarcó en una gira como teloneros de Vanilla Fudge, sustituyendo al grupo de Jeff Beck, que se tuvo que retirar a última hora. El 26 de diciembre de 1968, Led Zeppelin debuta en Denver, en la que sería la primera de sus giras triunfales por Estados Unidos.

Sobre la portada del disco, la foto del grupo (realizada por Chris Dreja, bajista de los Yardbirds) muestra a los cuatro músicos y una foto de un zepelín en llamas, que dio pie a una anécdota. Durante una gira por Holanda, el grupo se presentó como The Nobs, ya que la baronesa Eva Von Zeppelin, sobrina del inventor del dirigible, se negó a que «unos monos chillones» usaran su apellido. Y eso a pesar de que intentaran convencerla, como contaba Page:

La invitamos al estudio para que nos conociera y viese que éramos buenos chicos. Logramos calmarla, pero al salir del estudio, vio la foto del disco, con el Zeppelin ardiendo y montó en cólera.

Reel To Reel: The Beatles - Meet The Beatles (1964)



Artista: The Beatles
Disco: Meet The Beatles
Origen: USA
Año: © 1964
Sello: CAPITOL - L 2047
Formato: Reel To Reel

Para descargar éste y otros discos: LINK EN COMENTARIOS

El revistero: Vinilos en la era digital y por qué no comprarlos


La fiebre del vinilo sigue viva, en algunos países más que en otros. Discos nuevos y viejos se siguen vendiendo, y muchos artistas lanzan sus grabaciones en este formato. Pero hay un tema del que no se habla en los medios: la calidad de los vinilos que nos venden.

He recibido comentarios, principalmente de audiófilos y gente muy clavada en el tema, sobre que los vinilos que se fabrican actualmente están hechos con base en archivos digitales, en lugar de análogos, como solía hacerse en la época dorada del formato. En otras palabras: nos están vendiendo una especie de discos compactos, pero en formato de vinilo.

¿Esto es malo? No necesariamente. Es más bien una cuestión de gustos y presupuestos. A diferencia del audio digital, que actualmente es accesible para todos, el sonido análogo requiere de una inversión considerable (tornamesa, aguja de buena calidad, sistema de amplificación y preamplificación, etcétera) para explotar al máximo sus cualidades.

No voy a enfocarme en la vieja discusión de qué formato es mejor, porque ambos tienen cualidades claras y ampliamente probadas, sino en la calidad de los discos de vinilo que nos están vendiendo –o volviendo a vender, en el caso de las reediciones– la industria.

#LatinoaméricaEnVinilo

Para ejemplificar este fenómeno me centraré en la camada de discos que Sony Music lanzó con la etiqueta #LatinoaméricaEnVinilo, y que incluye todo el catálogo de Soda Stereo y Gustavo Cerati, más algunos discos de Los Tres, Babasonicos, Charly García, Luis Alberto Spinetta y Pescado Rabioso, entre otros.

Desde que se pusieron a la venta los primeros títulos, aficionados de varias latitudes empezaron a comentar en diversos foros su desilusión por la calidad de estas nuevas ediciones, cuyo sonido encontraron carente de brillo y en algunos casos demasiado frío.

La explicación que encuentran melómanos como Óscar Rodríguez, es precisamente que en la fabricación de estos productos se utilizaron fuentes digitales.

"La virtud del LP es el sonido analógico, más natural, contrario al del CD, que es digital, además de que ahora no sabemos qué fuente usan como master para un LP", me explica.


Una de las reediciones que me han comentado que se escucha bien, pero no tanto como la original de 1987, es la del disco homónimo de Bon y Los Enemigos del Silencio. El ingeniero del estudio de Sony Music, Rodolfo Vázquez, quien trabajó en varias de estas reediciones, me dice que más bien son puntos de vista. 


"En el caso de Bon, nosotros tomamos las cintas originales, y te puedo decir que la única diferencia que hay entre el vinilo original y el nuevo (2016) es la masterización que se hizo, porque ya existen aparatos que tienen un rango dinámico mucho más alto, entonces sí podemos hacer una masterización para mejorar la calidad del sonido".



"Ahora bien, no va a sonar igual, porque tenemos un gramaje diferente, tenemos una pasta diferente, entonces sí, no va a sonar igual, pero no sabría decirte si suena mejor o peor, tratamos de que suene mejor, ese fue el objetivo", asegura.

Comentarios de otros aficionados apuntan una situación similar en discos comoSignos, de Soda Stereo. Sin embargo, también han destacado que títulos comoSueño Stéreo tienen un sonido excepcional, incluso superior al del CD editado en 1995, y que esto probablemente se deba a que se le hizo una masterización a 48.000 khz, sobre una tasa de 24 bits.



Como parte de una segunda camada de discos de #LatinoaméricaEnVinil, Sony reeditó varios discos mexicanos como En Esta Ciudad, de Cecilia Toussant y El Circo, de La Maldita Vecindad, además de otros que nunca fueron editados en este formato, debido a que su lanzamiento original fue solo en CD, como es el caso de títulos de Santa Sabina, Cuca y Julieta Venegas.

Sobre estos discos –los que solo se editaron en CD durante los noventa– el ingeniero de Sony admite que la fuente sí fueron archivos digitales, pero asegura que se tomaron las mezclas originales, y que a partir de ellas se hizo la masterización especial para vinilo.


Ricardo Aguilar es parte del equipo de Resistencia Modulada en Radio UNAM (Universidad Autónoma de México) y ha adquirido algunas de estas reediciones. Me dice que para él tienen un costo-beneficio, pues aunque su factura no es la mejor, su precio sí es competitivo en comparación con las cifras que llegan a alcanzar ediciones originales.

"No me hubiera molestado pagar 100 pesitos más por una edición más cabrona de un rework más trabajado de Spinetta o del disco Miami, de Babasonicos", asegura.

Finalmente, agrega que para él, toda esta movida de las reediciones "es más archivo y nostalgia oportunista, que entender una reeedición en vinil digna".

También los empaques dejan qué desear

Juan de la Serna es otro melómano que consume discos de vinilo y dice que el sonido de estas reediciones es aceptable para él. Sin embargo, lo que califica como "terribles" son sus empaques.

Juan, quien algo sabe de esto, porque además es diseñador gráfico, considera que no hubo control de calidad en los insertos de estos vinilos, y que eso se hace evidente hasta que intentas sacarlos o meterlos de la funda, porque no están bien calculados sus tamaños, y esto hace que se maltraten.

Otro aficionado llamado Diego Chacón, agrega: "Se nota que solamente escanearon los artes originales y que no se les dio una manita de gato con PhotoShop para restaurarlos y tener una buena calidad de imagen".


Aunque prácticamente todas las ediciones de vinilos que se maquilan actualmente tienen calidad de 180 gramos —lo que los hace más gruesos, y por tanto más resistentes que los LP delgadísimos que se fabricaban anteriormente en países como México, el audio y los empaques son otras características que los fabricantes tampoco deberían descuidar.

Hay melómanos y coleccionistas que sugieren que se proporcione mayor información en el empaque de los vinilos, como se hizo en su momento con los CD, en donde se especifique si se trata de una edición económica, como aparentemente son las de #LatinoaméricaEnVinil y de qué fuente provienen la grabación, mezcla y transfer de cada disco (análoga y digital, solo digital, etcétera).

Ya sean clavados, nostálgicos o curiosos, quienes adquieren un disco de vinilo en el siglo XXI tienen derecho a saber lo que están comprando.

FUENTE: noisey.vice.com

Maria Lourdes Iriondo - Agurra EP (1967)


Artista: Maria Lourdes Iriondo
Disco: Agurra / Abesten Dizut, Janua (EP)
Origen: España
Año: © 1967
Sello: BELTER - 51.288

Para descargar éste y otros discos: LINK EN COMENTARIOS

The Bat Combo - El Murciélago / Pierdo Tu Amor (1967)


The Bat Combo era otro de los grupos fantasma del beat argentino del cual había muy poca información. 
Hace unos días pude averiguar que, bajo el seudónimo de Gayle, cantaba un ex integrante del Club Del Clan; Lalo Fransen. Éste simple es el único que grabaron y se publicó en 1967 para Music Hall.

Artista: The Bat Combo
Disco: El Murciélago / Pierdo Tu Amor 
Origen: Argentina
Año: © 1967 (Circa)
Sello: MUSIC HALL - 30.743

Amy Winehouse - Back to Black (2007)


Artista: Amy Winehouse
Disco: Back To Black
Origen: Inglaterra
Año: © 2007
Sello: UNIVERSAL RECORDS / ISLAND RECORDS GROUP - 173.412 8

Para descargar éste y otros discos: LINK EN COMENTARIOS

Los Barbas - Los Barbas A Go - Go (1966)


Artista: Los Barbas
Disco: Los Barbas A Go - Go
Origen: Argentina
Año: © 1966
Sello: CBS - 8.605

Para descargar éste y otros discos: LINK EN COMENTARIOS

DESCARGAS - LEER!!



A partir de hoy y en adelante, todos los discos serán subidos al servidor MEGA y estarán disponibles en formato FLAC Y MP3. Todos los Links los podrán encontrar en los comentarios de cada publicación. 



Los Shakers - Rarezas (No Oficial)


No es un disco oficial de Los Shakers, más bien fue un disco pirata con muchas grabaciones o singles perdidos que se juntaron para este CD que circulaba a finales de la década de 1990 por Parque Rivadavia. Casi todos los temas pertenecieron a los Lados B de sus singles, que eran imposibles de encontrar en esas épocas.  

Artista: Los Shakers
Disco: Rarezas
Origen: Desconocido
Año: © 1998 (CIRCA)
Sello: Desconocido

Pepona Popina - La Orquestina (1984)


Artista: Pepona Popina
Disco: La Orquestina
Origen: Argentina
Año: © 1980
Sello: MUSIC HALL - 14550-9

Nota: ¿Querés bajar éste disco? Solicitá el link de éste y otros discos en un comentario

14 Voltops VOL 3 - En TV (1971)


Artistas: Artistas Varios
Disco: 14 Voltops Vol 3 - En TV
Origen: Argentina
Año: © 1971
Sello: CBS - 7.166 (Mono) / 17.166 (Estéreo)

Nota: ¿Querés bajar éste disco? Solicitá el link de éste y otros discos en un comentario

Cream - Disraeli Gears (1967)



"Derailleur gears", son las múltiples ruedas dentadas de los cambios de una bicicleta. Un día, Eric Clapton estaba en el camarín antes de un recital de Cream diciendo que se quería comprar una bicicleta de carrera y, Mick Turner, uno de los plomos de la banda le dijo: "Ah... una que tenga 'Disraeli gears"" Y hubo una carcajada general, porque Benjamin Disraeli había sido un primer ministro inglés de la era Victoriana. El "slip of the tongue" del muchacho pasó a la historia cuando CREAM decidió llamar "Disraeli Gears" a su segundo álbum, el que los llevó a la fama internacional, con temas como: "Sunshine of your love", "Tales of brave Ulysses" y "Outside woman blues". Ah! y si alguien les pregunta qué quiere decir "psicodelia", muéstrenle esta tapa, diseñada por Martin Sharp, para darles una idea. (Por Alfredo Roso)

Artista: Cream
Disco: Disraeli Gears
Origen: Inglaterra
Año: © 1967
Sello: REACTION ‎- 593003 (Mono)
Fecha de publicación: 2 de noviembre de 1967

Tango - IDEM (1973)


Grabado bajo la producción del sello Mandioca en 1970 y lanzado un año después de la trágica muerte de Tango, el 19 de mayo de 1972, a modo homenaje y también para darle una mano a la familia de Tango (José Alberto Iglesias). 

Éste álbum pasó a ser el primer disco documental en la historia del rock argentino ya que se escucha a un Tango espontáneo, aunque en estas grabaciones Tanguito no estaba en su lucidez total. De esas sesiones que Tango realizó con el único acompañamiento de su guitarra criolla, tres temas se publicaron; uno era Natural, que salió para el álbum recopilatorio "Pidamos Peras a Mandioca" y también utilizado para un comercial de telas; los otros dos temas eran La Balsa y Amor de Primavera, publicados en un simple del sello Mandioca. 

"Realmente recuerdo que cuando le dije a Jorge de intentar grabarlo, estábamos viajando en un colectivo camino a Moreno 970, donde estaba TNT, los estudios de Croatto y Martinez. Había dudas más que nada legales, por cuanto José Alberto Iglesias, tenía contrato vigente con la RCA de entonces. Luego, en horarios tomados para Manal, combinamos unas sesiones donde pasaría los temas con guitarra. Lo que se escucha es documental de ese momento. "No ese no me hagas grabar ese..." cuando se refería a La Balsa, y todo el empuje que hace Javier para convencerlo... " el tema de tu hermano"... por Amor de primavera. Y Jorge desde la cabina... De acuerdo a esto, sería anterior a junio de 1970... Así que pasó un tiempo hasta que nuevamente lo detuvieron y luego en el Borda y todo lo que vos ya sabés, hasta el 19 de mayo de 1972, cerca del puente Pacífico". (Pedro Pujó)


Artista: Tango
Disco: Tango
Origen: Argentina
Año: © 1973
Sello: TALENT - TPROM 388

Moris - 30 Minutos de Vida (1973) Reedición


El álbum fue publicado originalmente en 1970 bajo el selllo Mandioca pero, en 1973, Jorge Alvarez relanza el disco con nueva portada (Forma de cuaderno) y un tema extra "Juan El Noble Caballero". 

El álbum fue grabado en los estudio TNT en Buenos Aires, y la producción ejecutiva estuvo a cargo de Jorge Álvarez y Pedro Pujó, creadores del sello Mandioca. Cabe destacar la participación de varios músicos amigos en el disco: Pappo (toca el bajo en "El oso", "Esto va para atrás" y "En una tarde de sol"), el organista Richard Green, y dos miembros de Manal: Claudio Gabis en guitarra y Javier Martínez en batería y percusión. Como su título lo indica, originalmente Treinta minutos de vida duraba alrededor de media hora, conteniendo ocho canciones; el LP fue relanzado por el sello Talent en 1973, con la adición de "Juan, el noble caballero", mientras que Sony Music lo reeditó en CD en los años 90 con tres canciones extra, la arriba mencionada, "Escúchame" y "Muchacho".

Una constante del disco es su caótica desprolijidad, y un caso típico fue la grabación de "De nada sirve" : Moris la graba con una guitarra acústica de 12 cuerdas, haciendo los bajos con la sexta cuerda de una guitarra clásica, siendo la "batería' una caja con un palito, ejecutada por Javier Martínez.


“A veces me encuentro con gente que, en la calle, me canta «De nada sirve» de principio a fin. ¡Y ni siquiera yo me la sé entera y de memoria!, cuenta Mauricio Birabet (Moris). Y esboza una explicación: “Creo que es porque significa algo para sus vidas. Tiene que ver con una problemática que sigue vigente: la igualación total de la forma de vida. Es una canción universal… y un poco neurótica”. Moris improvisó esa letra existencialista de casi ocho minutos (con más influencias de Albert Camus y Jean-Paul Sartre que de Bob Dylan), sobre una base hipnótica, y transformó esa canción en un clásico, igual que la mayoría de las que integran 30 minutos de vida: “El oso”, “Escúchame entre el ruido” y “Ayer nomás”, entre otros. El disco, grabado y editado durante la dictadura de Onganía, lleva vendido casi medio millón de copias. Y aún hoy, a treinta y siete años de su edición original, mantiene un promedio de ventas de diez mil copias anuales. Se grabó en los Estudios TNT (Buenos Aires), en una consola de cuatro canales Ampex, modernísima para la época, manejada por los técnicos Salvador Barresi y Julio Costa (“estaban acostumbrados al tango, pero tiraban para adelante"). El productor ejecutivo fue Jorge Álvarez , impulso del pujante movimiento de rockeros emergentes (Manal, Miguel Abuelo). Y la lujosa backing band la integraban amigos: Claudio Gabis, Javier Martínez, Pappo y Richard Green, el organista de los In, dueño de un órgano Farfisa.

Artista: Moris
Disco: Treinta Minutos de Vida
Origen: Argentina
Año: © 1973
Sello: TALENT - SE 416

Pappo's Blues - IDEM (1971)


Elijo éste como disco del día por ser una pieza clave del blues argentino, aportando un sonido diferente a la escena del incipiente rock argentino.  

Con Black Amaya en Batería y David "Davies" Lebón en el bajo, se conformaba la primerísima formación de Pappo's Blues con la cual grabaron éste disco y que luego continuó, en parte, en su segundo disco Pappo's Blues 2 publicado en 1972. 

Pappo's Blues (también conocido como "Volumen 1"), es el primer disco de Pappo's Blues, lanzado en 1971. Reúne clásicos de la carrera de Napolitano, históricas canciones que se entonan con aire legendario: el furibundo blues rock psicodélico de Algo ha cambiado, la declamación urbana de El hombre suburbano, la queja en formato blusero de Adónde está la libertad y demás gemas. Este álbum tuvo una capital importancia en la instalación del blues como genero musical en la Argentina, y catapultó a Pappo al nivel de leyenda de la guitarra. Se trata de uno de los discos claves del primera etapa del Rock argentino. 

Artista: Pappo's Blues
Disco: Pappo's Blues 
Origen: Argentina
Año: © 1971
Sello: MUSIC HALL - 2.254 (Mono)
Fecha de Grabación: Entre diciembre de 1970 y enero de 1971



Nota: ¿Querés bajar éste disco? Solicitá el link de éste y otros discos en un comentario

Retro Clips - Aquelarre (Ceremonias para disolver)


Actuación de Aquelarre en el programa de Televisión "Ahora" de la televisión Española © 1975


Aquelarre fue una banda argentina de rock formada en 1971 por Rodolfo García (batería y voz), Emilio del Guercio (bajo y voz), Hugo González Neira (teclados y voz) y Héctor Starc (guitarra y voz), en la que dos de sus integrantes, ex miembros de Almendra, Rodolfo García y Emilio Del Guercio, aportaron una base rítmica muy sólida, complementada con el sonido vertiginoso e impactante en la guitarra de Héctor Starc y el teclado blusero de Hugo González Neira. Continuando con la lírica de Almendra, banda fundacional del rock argentino en los años sesenta y de donde provenían García y Del Guercio, Aquelarre está considerado uno de los mejores grupos en la historia del rock en español tanto en su país natal como a través de la influencia determinante que tuvo en España para que muchos músicos que los pudieron ver en vivo en Barcelona, Madrid y otras ciudades ibéricas, tomaran ideas de estos importantes representantes del rock argentino, para así ayudar a mejorar la calidad del naciente pop-rock español de la era post-franquista, ya a mediados de la década de 1970.

"Se Reparan Seres Queridos" - El Wincofon


“La fábrica empezó a producir en 1954, yo entré en 1968 como ayudante de peón. Cuando en 1980 cerró, algunos seguimos trabajando como service oficial. Nuestra indemnización fue para comprar materiales, y un amigo adquirió toda la matricería de los tocadiscos, por eso después pudimos fabricar algunas piezas. Además, habíamos acopiado material de uso más masivo, sabíamos qué se rompía más seguido: algunas cosas no eran tan necesarias y otras son de uso permanente”, cuenta Atadía.

La fábrica original, en Ciudadela, fundada por Roberto Vega y Dante Polano, tenía cerca de 2.000 empleados que trabajaban en tres turnos durante día y noche. Desde hace tiempo y aunque dejaron de fabricarse, los Winco se convirtieron en material de culto para los amantes de la música. Si bien muchos los buscan como un simple objeto vintage, otros los quieren porque logran transmitir el sonido de las viejas orquestas, tal cual sonaban en los tiempos en que grabaron los discos.

“El que escuchó el disco de vinilo dice que los nuevos tocadiscos no tienen el sonido original. En estos viejos Wincofones ponés los discos de pasta en 78 y escuchás el sonido como era de verdad en las viejas orquestas típicas de tango y de jazz. Algo de cierto debe haber, porque los chicos rockeros, que tienen muy buen oído, dicen que el rock en discos de vinilo se siente mucho mejor que en otro formato”, relata.

A diario muchos jóvenes y no tan jóvenes se acercan con los Winco que compraron por Internet para que Atadia los arregle: “Por la web hay un movimiento grande. Los compran, no funcionan o funcionan mal, y los traen acá para arreglarlos. Nosotros no somos un service oficial porque ya no hay más, pero les ponemos piezas originales, damos garantía de 60 a 90 días para un aparato que tiene 50 años. Para ponerte un ejemplo, a un aparato de DVD de los de ahora, yo no le doy ni tres días”.

Por Internet el costo de los Winco arranca en un suma cercana a los $ 500. Sin embargo, un aparato original y funcionando en perfecto estado no baja de los $ 5.000. Al negocio de Almagro llegan clientes de Capital y del Gran Buenos Aires, pero también de lugares un poco más lejanos. “Si es por eso, te puedo decir que tenemos uno de la Scala de Milan. Se llevó un Winco a Italia y cada tanto viene a buscar púas, por ejemplo. Se ve que allá habrá cosas más modernas, pero no como las que tenemos nosotros”, dice orgulloso Atadia.

Muchos curiosos todavía se preguntan: ¿a qué se debe el nombre de la empresa? Dicen que Winco era una firma que ya existía en Estados Unidos, dedicada a fabricar cargadores de baterías. Y que Vega, uno de los fundadores, descubrió el nombre siendo adolescente, en esos aparatos que su abuelo tenía en el campo.

En los últimos años el vinilo volvió a tener presencia en el mundo de la música, aunque a un costo bastante más elevado que el de los CD. De todos modos, en el negocio de Atadia todavía no se nota la nueva tendencia. “Acá el trabajo es el mismo de siempre -cuenta- vienen por una cuestión sentimental, traen el tocadiscos que era de la mamá, de la abuela, para conservarlo como un recuerdo. Algunos tienen cincuenta, sesenta discos, y lo quieren para volver a escucharlos”.


No pasaba lo mismo a comienzos de la década del ochenta: la fábrica de Winco había cerrado y los artículos importados entraban muy baratos al país, arrasando con la industria nacional: "Me acuerdo que íbamos caminando por la calle y nos encontrábamos con los Winco tirados en las puertas de las casas. La gente los dejaba porque de afuera llegaban tocadiscos muy baratos".

Aunque resulte difícil de creer, uno de los hombres que más sabe de estos tocadiscos, y seguramente el que más pasión les tiene, no cuenta con ninguno en su casa: “Mi mujer me dice, '¿cuándo vas a traer uno?' Es que cuesta mantenerlos originales. Como acá los reparamos, siempre necesitás una pieza para arreglar otro”.